jueves, 26 de mayo de 2016

Consentimiento, accesoriedad y uso de la imagen de menores en prensa

Uno de los aspectos más complicados a la hora de realizar el trabajo fotográfico, en concreto del fotoperiodismo, es el de las imágenes en las que aparecen menores de edad. En particular si, la noticia a ilustrar, trata sobre noticias relacionadas, precisamente, con los menores.

La reciente sentencia de la AP de Cantabria de 17 de marzo de 2016 (pdf), trata el caso de un recurso frente a una sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 8 de Santander (pdf) en el que se discutía la pretensión de una menor por el uso de su imagen para ilustrar una noticia sobre los malos resultados del informe PISA, solicitando 16.000 euros de indemnización.

La fotografía en cuestión se tomó en el aula de 1º de Bachiller de la menor (tenía 16 años), con otras tres compañeras y, al parecer, poniendo un gesto que luego le supuso que se metiesen con ella, hecho que se expone y que suponía una intromisión por el contenido negativo de la propia noticia y que se asociase a ella como alumna.

Alumnas
Fuente: EOI
Título: Alumnas
Licencia: CC-BY-NC-ND

No se acredita que el fotógrafo dijese que las fotos eran para ilustrar una noticia sobre el informe PISA ni que hubiese oposición de varias alumnas a que se mostrase la noticia. La sentencia de instancia viene a considerar que lo más relevante para la demandante era que "se comentó que no estaba favorecida en la foto".

En el análisis jurídico, Audiencia Provincial y Juzgado de Instancia coinciden en la aplicación de las Leyes Orgánicas 1/1982 de protección al honor y 1/1996 de protección jurídica del menor y en que es requisito para el uso de la fotografía de una menor:

1- el consentimiento previo y expreso de la misma (si tuviera edad y capacidad suficiente para prestarlo). Y 

2- aun existiendo tal consentimiento para la toma de la imagen, la utilización debe ser sin menoscabo de su honra, reputación o ser contraria a sus intereses.

En este caso, la noticia era genérica sobre los estudiantes y sus resultados, no sobre ella, determinando la Audiencia Provincial que la fotografía tenía "un valor pura y meramente accesorio al artículo", habiéndole ocasionado como molestias un "vacile durante unos días, menos de una semana".

En este caso la accesoriedad de la imagen se considera no sólo respecto del contenido de la propia imagen, que es el criterio habitual en espacios públicos o concentraciones de personas, sino que se pone en el contexto del uso informativo, lo que da un margen más amplio a los fotoperiodistas en el uso de las mismas.