jueves, 26 de mayo de 2016

Consentimiento, accesoriedad y uso de la imagen de menores en prensa

Uno de los aspectos más complicados a la hora de realizar el trabajo fotográfico, en concreto del fotoperiodismo, es el de las imágenes en las que aparecen menores de edad. En particular si, la noticia a ilustrar, trata sobre noticias relacionadas, precisamente, con los menores.

La reciente sentencia de la AP de Cantabria de 17 de marzo de 2016 (pdf), trata el caso de un recurso frente a una sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 8 de Santander (pdf) en el que se discutía la pretensión de una menor por el uso de su imagen para ilustrar una noticia sobre los malos resultados del informe PISA, solicitando 16.000 euros de indemnización.

La fotografía en cuestión se tomó en el aula de 1º de Bachiller de la menor (tenía 16 años), con otras tres compañeras y, al parecer, poniendo un gesto que luego le supuso que se metiesen con ella, hecho que se expone y que suponía una intromisión por el contenido negativo de la propia noticia y que se asociase a ella como alumna.

Alumnas
Fuente: EOI
Título: Alumnas
Licencia: CC-BY-NC-ND

No se acredita que el fotógrafo dijese que las fotos eran para ilustrar una noticia sobre el informe PISA ni que hubiese oposición de varias alumnas a que se mostrase la noticia. La sentencia de instancia viene a considerar que lo más relevante para la demandante era que "se comentó que no estaba favorecida en la foto".

jueves, 24 de diciembre de 2015

Cuidado con las felicitaciones navideñas! Las fotos y las personas que usas tienen derechos

Es cierto que tenemos cierta tendencia a relajar el rigor o las costumbres en las fechas navideñas, pero ello no debe hacernos olvidar que los derechos no se pierden o desaparecen por ser estas fechas.

Uno de los detalles más habituales es el de felicitar la Navidad y el Año Nuevo mediante mensajes de correo electrónico, whatsapp o en las redes sociales.
Para ello se suelen tomar imágenes del remitente o de la empresa a la que pertenece y se confecciona con ellas la felicitación correspondiente.

El problema es cuando para esto se toman imágenes encontradas en internet sin menciones sobre los derechos, en cuyo caso se entiende que todos los derechos estarían reservados. Por lo tanto, sólo podría hacerse la felicitación si tenemos derechos del fotógrafo para la misma.
Fuck the deliveries
Titulo: Fuck the deliveries
Autor: Funky64

jueves, 15 de octubre de 2015

Para poder subir fotos de menores se requiere el consentimiento de ambos padres

Uno de los problemas de las imágenes de menores es que los requisitos para su captación y uso son bastante estrictos ya que nuestras leyes tienden a ser especialmente protectores con ellos. Así se aplica la Ley Orgánica 1/1982 y la Ley Orgánica 1/1996 que vela de la protección de su imagen incluso aunque haya consentimiento de ambos padres si el uso de esa imagen lesiona sus derechos.


Hace unos días se publicaba un interesante artículo sobre qué pasará cuando crezcan los hijos y qué harán o podrán hacer con las fotos en redes sociales.

kids
Autor: sop220
Título: kids
Ahora se ha conocido una sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra (pdf) de junio de 2015 muy interesante para saber cuales son los requisitos necesarios para poder colgar imágenes de menores en redes sociales, incluso por los propios padres.

martes, 18 de agosto de 2015

Comida, derechos de autor y fotografías

Uno de los usos más popular de las cámaras de nuestros teléfonos es, sin duda, la posibilidad de fotografiar lo que estamos comiendo y, al momento, compartirlo en redes sociales con nuestros amigos/seguidores.

Como sabemos, por el hecho de hacer la fotografía (tenga o no aportación creativa) nosotros tenemos derechos sobre la misma, aunque luego los cedamos a la aplicación o red social que usamos para compartirlas.
Wall_Food_10175
¿Propiedad intelectual en los dibujos del café?
Autor: Michael Stern
Título: Wall_Food_10175

Sin embargo, para poder compartir legalmente la imagen debemos tener los derechos de aquello que fotografiamos, ya sea el permiso de la persona o del autor de la obra.

Por eso, una reciente sentencia de un tribunal alemán (noticia en alemán) pone en peligro esta práctica.

miércoles, 1 de julio de 2015

Ley Mordaza y sanciones por fotografías y grabaciones

Hoy 1 de julio, como seguramente conocen, entra en vigor la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Recordemos que es una norma tramitada en un contexto de protesta social contra la clase política, habiéndose dado varios casos de actuaciones policiales cuestionables.

Estas actuaciones han sido recogidas por cámaras de televisión, periodistas y también por ciudadanos. Como sabemos, estas imágenes han servido para poner en cuestión esas actuaciones, sobre todo en manifestaciones pacíficas o contra ciudadanos no violentos.


miércoles, 8 de octubre de 2014

Medios de comunicación y fotografías sacadas de las redes sociales

Las redes sociales no sólo han supuesto una revolución en el mundo de la comunicación entre personas, también han supuesto, para los medios de comunicación, el acceso a material gráfico e información sobre personas anónimas que en un momento dado adquieren relevancia pública por cualquier motivo.

Antes, la única manera de poder ilustrar una noticia sobre la que no se tenían referencias era con fotografías genéricas o de momentos relacionados con los hechos en los que hubiese podido estar presente un reportero gráfico.

Hoy en día basta con conseguir localizar los datos personales de la persona y rastrear las redes sociales en busca de fotos o imágenes que el propio  interesado haya compartido.

Un claro ejemplo lo estamos viviendo con la auxiliar de enfermería y su marido por el contagio de ébola en España.

viernes, 8 de agosto de 2014

Monos muy monos y derechos sobre las fotografías

Fuente: Wikimedia Commons
Imagen sin derechos
Mucha repercusión se está dando a la noticia de que la Fundación Wikimedia, responsable de los contenidos de Wikipedia, se haya negado ha retirar la fotografía de uno de sus artículos en la que aparece una hembra de macaco negro crestado.

La imagen fue tomada accidentalmente por el animal al coger la cámara del fotógrafo David Slater.

La disputa deriva de que el fotógrafo considera que los derechos sobre la imagen le pertenecen tanto porque la cámara es suya como porque los ajustes de la misma para obtener ese resultado los definió él.

Wikimedia considera que los animales no pueden ser titulares de derechos de propiedad intelectual y que, por lo tanto, al haber sido un animal el realizador de la misma no se pueden atribuir derechos sobre ella.

En primer lugar hay que decir que la fotografía no es una obra fotográfica y que sería en todo caso una mera fotografía, como ya se ha visto en otras ocasiones.

Y si atendemos a nuestra Ley de Propiedad Intelectual veremos que tanto hablemos de obras como de meras fotografías, las referencias a la titularidad de la obra hacen referencia a personas.

Así, el artículo 5 dice:
Artículo 5 Autores y otros beneficiarios
1. Se considera autor a la persona natural que crea alguna obra literaria artística o científica.
2. No obstante de la protección que esta Ley concede al autor se podrán beneficiar personas jurídicas en los casos expresamente previstos en ella.
Y por su parte el artículo 128 sobre las meras fotografías indica que "quien realice una fotografía" con lo que es evidente que se refiere de la misma manera a las personas que toman la imagen. E indica, además, que la acción de disparar debe estar tomada por esa persona, con lo que hay una relación directa entre ese acto y la atribución de derechos, lo que aquí no sucede.

Estamos, por lo tanto, ante una imagen sobre la que no recaen derechos de propiedad intelectual y que, en consecuencia, puede ser usada libremente por cualquiera.

Entiendo que para el fotógrafo sea una faena que tras su desplazamiento a Borneo, preparar el material, etc., tenga una imagen que no pueda explotar como considere, pero lo cierto es que no puede atribuirse derecho de propiedad intelectual alguno sobre la foto a ninguna persona, aunque la cámara y los ajustes de la misma sean suyos.

Seguramente si el fotógrafo hubiese tenido conocimientos jurídicos habría dicho que fue él quien tomó la imagen, y así atribuirse la autoría. Si no había nadie más, nadie podría desmentirle.

Por supuesto quedará por ver lo que en un eventual juicio resulte, pero la posición de Wikimedia parece sólida, pues los monos, por monos que resulten no pueden ser titulares de derechos de propiedad intelectual.